Productos disponibles
Catálogo
Historia
Conexiones
Videos
Contacto



















Los instrumentos del Atelier David Boinnard en el mundo.



Nacido en 1958, fue durante su juventud que David Boinnard desarrolló su pasión por la música y los clavicémbalos. Hizo una escuela de ebanista en Bélgica y abrió su taller de manufactura de clavicémbalos en Foucaucourt, en el este de Francia.


En 1992, las técnicas de fabricación de clavicémbalos del siglo XVII no eran conocidas. El taller de David Boinnard realizó  por primera vez una copia de un clavicémbalo construido por Tibaut de Toulouse. Todo en el instrumento fue concebido con un total respeto de las técnicas del siglo XVII. El clavicémbalo fue inaugurado por Blandine Verlet durante el festival de música “Musique et Mémoire”. La confrontación entre el músico y el instrumento permitió desarrollar búsquedas a propósito del sonido que se podía oír en el siglo XVII.


En los tratados de organología, les textos históricos presentan diferentes técnicas en lo que respecta las cuerdas de los clavicémbalos. En 1994, no había instrumentos copiados fabricados con cuerdas de tripa. David Boinnard elaboró con Alain Meyer, un especialista de organología, un Lautenwerk (clavicémbalo con cuerdas de tripa). El instrumento coronó años de búsquedas en musicología e organología, pero también un nuevo modo de construcción de los instrumentos antiguos. Aquila, el líder de las cuerdas de tripa, abasteció el taller en cuerdas específicas.


Críticas entusiastas fueron formuladas por la prensa y los músicos, y el clavicémbalo sigue siendo utilizado en conciertos y grabaciones.


Visitas en diferentes museos europeos y encuentros con especialistas le permitió a David Boinnard aumentar su pericia para anticipar las exigencias de los músicos.


En 1999, el taller realizó un Virginal, un clavicémbalo rectangular del siglo XVI. El instrumento original puede ser visto en Berlín. Sus pequeñas dimensiones representaron importantes dificultades en la construcción y el rendimiento del sonido. David Boinnard desarrolló la manufactura de este Virginal para hacer un instrumento de estudio.


El taller desarrolló dos modos de trabajo: fac simile (copia de instrumentos) con planos originales y creación de instrumentos. Cuando la concepción de los instrumentos solo puede establecerse (a partir de pinturas o restos iconográficos) con pinturas, el artesano tiene que hacer un trabajo de inmersión histórica para descubrir y restituir técnicas ancestrales.


En 2002, David Boinnard construyó un clavicytherium del periodo del Renacimiento. El desafío fue enorme: no tenía ningún plano o documento sino una pintura del músico Praetorius. David Boinnard estableció su trabajo con un método apostado por el organista sobre la pintura.? La presentación del instrumento fue un triunfo.


En 2004, David realizó una copia del instrumento con teclado más antiguo: el clavicytherium medieval del Royal College of Music de London. Después de ese trabajo, una conferencia fue organizada para conversar a propósito de las diferentes maneras de construcción de los instrumentos del periodo medieval. Más de treinta especialistas entre musicólogos, expertos en organología y fabricantes de clavicémbalos se reunieron para reflexionar en el encuentro .


Con su pericia, David Boinnard ahora es el fabricante de clavicémbalos más importante en la concepción de instrumentos medievales originales. Que sea en el taller o sobre los  más famosos escenarios, David sigue sus instrumentos y los músicos que quieren compartir una pasión común por la música, que sea del estilo medieval, barroco o renacentista.


Desde 2008, David apoya las creaciones del grupo artístico Arte intime. Este grupo propone conciertos íntimos con la audiencia, para cambiar las costumbres de escucha. Desde 2011, el taller sigue su pasión por los instrumentos medievales  en Lille. Su última creación fue un Virginal “madre y niño” (Virginal con dos teclados independientes) e un Lautenwerk con cuerdas de tripa. La concepción de un clavicytherium portatil podría ser el próximo proyecto de David. Siguen habiendo técnicas a explorar y misterios que descubrir a propósito de los orígenes del clavicémbalo.





      







Desde 1980, el taller fabrica instrumentos históricos adaptados a las exigencias de los músicos. David Boinnard realiza búsquedas organológicas sobre métodos de fabricación que  hoy siguen siendo inexplorados. Ha acumulado a través de esos años un largo conocimiento histórico, teórico y practico.